Puedes borrar a una persona de tu mente.
 Sacarla de tu corazón es otra historia